Armonía del camino I – Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur-

Empezamos a tejer esta ruta musical por acá, donde para algunos termina el mundo, para nosotros comienza en todo sentido. Acá comenzó nuestro amor, acá nació Ewan, y desde acá partimos rumbo norte.
Hemos elegido 4 canciones:

El Fueguino (Walter Buscemi)

El “cabezón” como lo solían llamar a Walter, nos dejó un legado cultural enorme (proporcional al hueco que quedó cuando se fue a guitarrear por ahí) por eso elegir una sola canción es complicado. Cada una de sus obras está impregnada de una intensa pincelada de “fueguinidad” poética y musical. Nadie en la Provincia puede negar que existió un antes y un después de él. Su obra cumbre “La cantata fueguina” debería ser de escucha casi obligada para cualquier persona que quiera conocer de una forma diferente la historia fueguina. En lo personal me toca profundamente, puesto que soy fueguino y viví gran parte de todo lo que narra, es inevitable cerrar los ojos y recordar: el genocidio originario, el presidio, la ley de promoción industrial.
Mis viejos fueron de esas oleadas de soñadores que dejaron su pueblo, su plaza, su gente e iniciaron una travesía hacia una vida. Es escuchar ese disco, una vez, mil veces, y ponerme en su lugar.
Como le dije alguna vez a Facundo Armas, Walter escribe magistralmente la historia de la isla, tomando licencias de la cosmogonía Yagán y Shelknam y llega hasta los 90. Ahí la cantata termina, pero no concluye y es nuestra responsabilidad seguir hilándola, escribiendo lo que falta: La crisis de las fábricas, la muerte de Víctor Choque, la nueva oleada migratoria del siglo XXI, los asentamientos…
Como verán la elección fue dura, pero terminamos decantando por el Kaani “El Fueguino”, una de las piezas mas bellas de todo su repertorio.

Yo voy buscando la luz,
del sol, que sube en el mar
y crezco en la altitud
del viento de mi lugar.

Soy fueguino y aquí
me propongo dejar,
las huellas de mis pasos que perdurarán.

Y mis hijos también
se habrán de quedar
luchando por la tierra del Karukinká.

Patria si, colonia no (Facundo Armas)

Facundo es parte de la nueva generación de artistas que, directa e indirectamente, continúan el laburo iniciado por Walter. Con olor a nueva sangre, con poesía, con sonidos que hilvanan folclore y rock, viene a decir que desde las riberas del Río Grande la historia se hace y continua. En toda la Provincia, la causa Malvinas es muy cara a nuestra identidad, a tal punto que Río Grande es la capital nacional de la vigilia por el 2 de Abril.
¿Cómo se vivió la guerra en Tierra del Fuego? Con angustia y dolor. En Río Grande, se contaban las estampidas de los aviones despegando hacia el mar y los que luego aterrizaban en tierra. De esa forma tan simple, se sabía cuantos pilotos nuestros habían caído en combate. Es por ello que, desde niños vivimos Malvinas con mayor intensidad que en el resto del País. Las Islas, son parte de nuestra Provincia y eso no se olvida, no se deja de respirar desde el momento en que se llega a la Provincia. Los ex combatientes son nuestros vecinos, son los que llevaron a la práctica “El Patria si, colonia no”, los que desde distintos puntos del país defendieron los territorios que hoy pertenecen a nuestra Provincia Grande. Y hoy, tantos años después (no solo de la guerra, sino de la independencia nacional, de nuestra provincialización), somos muchos los que seguimos diciendo “Patria si, colonia no”.

Grandes hacedores de mi Patria,
que han luchado con el alma,
por justicia e igualdad,
¿Qué dirían si ven al que trabaja
diariamente y no le alcanza
para traer a casa el pan?

Compartimos el sueño de una Patria y Provincia Grande, Integrada y Unida alejada de políticas nefastas, que abra sus alas buscando un destino mas autónomo y federal.
Facundo Armas actuó en el año 2018 en el Cosquín y culminó la misma con un grandioso: Para que el mundo se entere que Tierra del Fuego ¡Vive!

Hoy se lo dejamos a ustedes y pasa a formar parte de nuestra “armonía del camino”.

Nota: El video está filmado en Cabo San Pablo, costa del Océano Atlántico, un lugar hermoso para conocer si andan por aquí.

Poncho fueguino (Alberto Gómez)

Alberto Gómez, antes que artista, es un vecino de toda la vida del barrio en el que me crié, el San Vicente de Paul. Alberto fue parte de “Cantoral Fueguino” una banda que marcó a mediados de los noventa el rumbo folclórico de Ushuaia. Poncho Fueguino es una chorrillera que describe palmo a palmo la isla, pero que se deja disfrutar en todo su esplendor mientras se maneja por las rutas de Tierra del Fuego.

Unas nubes grises van cubriendo el cielo
la tarde está triste ya empezó a nevar
un vientito helado sopla entre las lengas
mi poncho fueguino su calor me da.

Ushuaia (Serenos de tu Tierra)

Serenos de tu Tierra fue una de las bandas rock/reggae fueguino mas convocantes de la Isla, a tal punto de ser referencia de la juventud de la gente que hoy en día tiene 30 años pasaditos. Su inicio se remonta a la crisis del modelo neoliberal de fines de los ’90 que culmina con las fatídicas jornadas de Diciembre de 2001.

¿Cómo se vivió en Tierra del Fuego? Podría remitirme a algún libro de historia, a los recuerdos de mis familiares, a mis propios recuerdos, pero creo que Serenos logra plasmar en sus canciones esa realidad. Dice la canción Ushuaia:

En esta ciudad, se ha hecho una traba en la mitad

unos quieren mas, otros se escapan.

No comemos del canal, no nada, nada solo te dan,

que labures en un plan, que es su carnada.

Dura radiografía de fines del 2000, cuando las fábricas estaban en crisis y gran parte de la población vivía de planes sociales que después fueron planta permanente gracias a un megapase, pero eso es otra historia. Y allí estaban esos jóvenes, desesperanzados, eclipsando su mirada con la ciudad, sabiendo que el día de mañana les tocaría hacerse cargo de esta ensalada. A esos jóvenes les cantó Serenos de tu Tierra, marcando a fuego a una generación a tal punto que, 21 años después, sus canciones son parte de cualquier fogón.

Mapa


One thought on “Armonía del camino I – Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *