Vivir en un motorhome en el extremo Sur de América


17 de febrero de 2020
25735 km
Tierra del Fuego, Argentina

La idea de vivir en un motorhome nos apasiona porque complementa un hogar con un vehículo que permite viajar por tierra a diferentes velocidades, en nuestro caso, el sueño de movernos en familia de sur a norte por el continente americano, a 80km/h.

Nuestro pequeño hogar, bautizado Haruwen (lugar de encuentro en lengua Shelknam), es un furgón Sprinter del ‘98 MB 310 D hecha motorhome por Don Daniel y Doña Marta en Puerto San Julián (Santa Cruz, Argentina). Lo compramos en octubre de 2017, tres meses antes que naciera Ewan, con intenciones de contar con un espacio mas amplio del que teníamos en la trafic y viajar cómodos los 4 (mamá, papá, bebé y perra). Desde entonces ha sido nuestra casa durante los viajes realizados en Argentina y Chile y el medio de transporte principal mientras vivíamos en un departamento alquilado en la ciudad de Ushuaia.

En octubre de 2019 nos mudamos definitivamente al motorhome y comenzó la aventura de elegir dónde amanecer cada día y con ella, una gran etapa de cambios y adaptación a una vida en la naturaleza, donde todo se cuida y comparte más; donde el equipaje es más liviano y la apertura hacia la gente de diferentes parajes, pueblos y ciudades es amplia e integral.

Creemos que lo más importante para vivir en armonía en un motorhome es saber de antemano que se complementa un vehículo con una casa, literalmente, y eso trae aparejado una dinámica de convivencia y mantenimiento del vehículo muy diferentes al de una casa convencional. En base a las consultas e inquietudes que nos hacen decidimos compartir la siguiente información detallada de lo que llevamos en el motorhome y que nos ha funcionado bien para vivir durante un par de años en el extremo sur América.

Como casa, cada espacio es de uso múltiple y compartido por lo tanto el orden es primordial: cada cosa tiene su lugar y los lugares tienen puertas y trabas por la simple premisa de que cualquier objeto suelto vuela por los aires y cae (y se rompe, y ensucia) al doblar una esquina o pasar sobre una loma de burro.

Las intervenciones que realizamos dentro han sido principalmente estéticas de acuerdo a los gustos personales de cada uno y muy pocas las modificaciones estructurales ya que desde el principio nos encantó la distribución de los muebles en un espacio tan reducido.

La casa la dividimos en 4 espacios:

  1. Cocina:
  • Mesada de madera
  • Bacha con dos grifos (uno de agua y otro de detergente): contamos con dos tanques de agua de 60 litros conectados a la bacha de la cocina, el agua sólo es fría y la utilizamos para beber, cocinar, lavar cara y los dientes. Los tanques llenos funcionan bien desde el mes de octubre hasta mediados de abril (temporada verano- otoño, principalmente). El resto del año los mantenemos vacíos porque el agua se congela y puede romper todo el sistema tanque-bomba. Durante esas fechas utilizamos pequeños bidones de 6 litros que recargamos continuamente.
  • Anafe de camping de una hornalla con tubo de gas butano: Nos encanta cocinar por eso llevamos un equipo multifuncional de Essen EcoHorno, Wok y Flip que nos permite hacer una gran variedad de comidas saladas y dulces (como empanadas, tartas, bizcochuelo, chop suey, carne al horno, pizzas, etc.) sólo utilizando una hornalla.
  • Heladera: Funciona a 220 v. Sinceramente, sólo la utilizamos para guardar alimentos no perecederos. Gracias al clima podemos conservar todo bien fresco arriba del techo o dentro de los cajones ubicados cerca de la chapa de la puerta o de las ruedas. Consideramos sacarla muchas veces pero como viajaremos a zonas más cálidas optamos por esperar y probar cuando llegue el momento.
  • Varios cajones donde guardamos utensilios de cocina, un par de estantes para recipientes organizadores de comida + “el cajón de todas las cosas” (donde se guarda lo que no sabemos donde guardar, ej. sahumerios, cables, papeles, cosas por arreglar, etc).
  1. Comedor, Habitación de Ewan y Espacio de trabajo – taller:
  • Asiento fijo de madera, mesa rebatible, repisa y dos butacas giratorias.
  • El comedor queda armado con el asiento fijo y la mesa levantada. Al girar las butacas delanteras hacia atrás el espacio se amplia y resulta súper cómodo estar los cuatro ¡Y hasta invitar amigos a comer!.
  • Por las noches, las butacas vuelven a su lugar original, la mesa se baja quedando a la altura del asiento fijo y armamos la habitación de Ewan: Ponemos un colchoncito (el mismo que tenía en la cuna del departamento donde vivíamos), tendemos la cama (con sábanas, mantitas y muñecos que le gustan) y colocamos una red de pesca extendida (simulando una “baranda”) para que no se caiga mientras duerme. Armar la habitación por la noche y desarmar todo por la mañana es una tarea que realizamos todos los días.
  • Espacio de trabajo- Taller: Trabajamos de manera independiente en soluciones tecnológicas y artesanías. Para ello necesitamos computadora, materiales y herramientas que requieren (por suerte) poco espacio, mas bien de asientos cómodos y tranquilidad. El momento del día en que el comedor se convierte en taller es cuando la mesa rebatible y la mesada de la cocina se llenan de hilos y cables, convirtiéndose todo en un lindo caos.
  1. Habitación principal
  • Cama: La cama lleva un colchón de dos plazas (con 10 cm cortados en el largo del tamaño original), un par de almohadas, un juego de sábanas y el acolchado de pluma. Dormimos cómodos (salvo cuando Ewan se cruza a la cama y nos patea dormido ¡Jaja!). Recomendamos, siempre y cuando el espacio lo permita, optar por una cama de una o dos plazas que pueda estar armada las 24 hs. Es decir, disponible para descansar cuando uno lo necesite evitando el armado/desarmado diario.
  • Placard: De madera, dividido en tres secciones con estantes (uno para cada uno) donde guardamos un par de mudas de ropa. Elegimos tener poca ropa, que todo nos guste y sea funcional (ej. camperas, buzos de micropolar, pantalones de secado rápido desmontables, un par de remeras, camisas y camisetas térmicas). Llevamos dos pares de calzado cada uno: sandalias y botas impermeables de montaña.
  • Miniblioteca: para colocar los libros que estamos leyendo en el momento.
  • Percheros: tres a mano donde va la mochila de Ewan, las camperas y la bolsa/contenedor de juguetes.
  • Cajoneras: más libros, juego de sábanas, equipo para hacer senderismo, etc.
  • Televisor giratorio: para ver documentales, películas y dibujitos que llevamos en un pendrive.
  1. Baño:
  • Baño químico de 20 litros: El baño químico es excelente y a diferencia de lo que usualmente se cree, es muy higiénico. Tiene dos compartimientos conectados: la parte superior es una mochila que se carga con agua y un líquido azul llamado “disgregante químico” (encargado de disolver todos los residuos); la parte inferior es el receptáculo de materia orgánica sólida y líquida, siendo el resultado final, al momento del vaciado, un liquido sin olor.
  • Espejo grande.
  • Tacho de residuos mediano donde van todos los desechos generados en la casa.
  • Estantes con cosas de higiene personal y limpieza en general. No tenemos ducha ni lavarropas, contamos con un pequeño bolso siempre listo con toallones y las cosas de higiene necesarias para bañarnos en estaciones de servicios, casas de familia, campings y hostal. En Argentina, la mayoría de las estaciones de combustible tienen baños con ducha gratuitos. En algunas ciudades (como por ej. Puerto Madryn o Cerro Sombrero) la municipalidad ofrece baños y duchas gratis en lugares habilitados para viajeros. En hostels y campings suelen cobrar poco dinero. La ropa la juntamos y lavamos en casas de familia, lavanderías o a mano en zonas agrestes.

Mantenimiento de la casa:

  • Electricidad: Por el momento, tenemos conectada en paralelo (separada por una llave de 100A) la batería principal de la camioneta, a un banco de dos baterías de 120 Ah que electrifican todo el sector para vivir. Para proveernos de 220 Volts disponemos de un inversor de 1500W. La idea es (en un futuro que esperamos no sea muy lejano) migrar a energías renovables como instalamos en la trafic.
  • “Hacer agua”: Con uso diario, el agua de los tanques dura dos semanas. Es decir, la recarga la realizamos dos veces al mes con una manguera que se conecta a la canilla común de agua de red.
  • Gas butano: Al no llevar garrafa, consumimos mensualmente entre 3 a 5 tubos de gas butano. Probablemente pronto compremos un anafe a gas y una pequeña garrafa recargable.
  • Baño: el vaciado y limpieza del baño lo realizamos cuatro veces al mes, generalmente los fines de semanas. El disgregante lo venden en botellas de 1L y nos dura un mes completo. La proporción recomendada es 250cc diluidos en 20L de agua.
  • Calefacción: Como patagónicos, estamos acostumbrados a los días muy fríos, ventosos y lluviosos. Especialmente en invierno donde las temperaturas fluctúan desde los -10°C y -15°C de térmica. Para calefaccionarnos tenemos una caldera a gasoil marca Powertec. Básicamente se trata de una turbina diesel con un forzador que calienta el aire. El consumo promedio es 0,125 cm3/Hora (Es decir, aproximadamente 1 litro rinde 8 horas de calefacción) y cuenta con un termostato. Honestamente, con esta calefacción no hemos pasado frio en ningún momento. Siempre la recomendamos, más teniendo en cuenta que la única aislación que tiene la Sprinter es la alfombra básica que viene de fábrica. En el caso de la trafic, invertimos mucho en aislarla completamente con poliuretano ya que contabamos sólo con un caloventor (que funcionaba con la camio conectada a 220v), y un Mr. Heather para usar en zonas sin electricidad. En base a la experiencia, es la mejor aislación.
  • Climatizador: típico climatizador que funciona forzando aire exterior a través de un filtro que se humedece mediante agua que se carga en un tanque aparte. No es un aire acondicionado, pero sirve para safar en los días de calor. Nota: debido a que el climatizador baja la temperatura del aire haciendo uso del agua, el sistema pierde eficiencia cuando hay mucha humedad ambiente. Se puede mejorar un poco el confort agregando cubos de hielo en el tanque o directamente en el filtro. Lo hemos usado en el norte de patagonia y en el noroeste argentino.
  • Muebles: Ajustamos regularmente los tornillos que sostienen las puertas y los muebles porque se aflojan con el golpeteo inevitable al andar, especialmente si los caminos son de ripio o hay muchos pozos.

Como vehículo es necesario saber que el mantenimiento es esencial.
Un mal mantenimiento del vehículo puede implicar contratiempos en el mejor de los casos, y accidentes serios en el peor de ellos. Por ende es importante tomar como máxima: “mejor prevenir que curar”. A la técnica de prever fallas, se la llama mantenimiento preventivo y es una sana costumbre que invitamos a practicar.
Lógicamente no se puede controlar todo (la entropía siempre presente!) y hemos tenido incidencias que nos dejaron fuera de las rutas por varios días pero como dice Herman Zapp, “Gracias a esos inconvenientes mecánicos hice miles de amigos”. Las fallas llevan a conocer mecánicos, repuesteros y gente linda muy hospitalaria. De gran ayuda siempre han sido los clubes de rodanteros de la Sprinter y de la Trafic de facebook y whatsapp.

Como vehículo cuenta con tres espacios:

  1. Parte de adelante: Butaca de conductor y acompañante
  2. Parte trasera: butaca reglamentaria para Ewan (la colocamos cada vez que nos movemos, luego la guardamos) y un asiento extra (destinado a [email protected] y [email protected] del camino)
  3. Baulera: Para guardar herramientas, repuestos y cosas útiles que no se usan a diario. También llevamos una bicicleta plegable que nos ha sido realmente muy útil cuando estamos con el motorhome parado.

Ruedas: nuestros amigos de “Te quiero hasta Alaska”, en base a su experiencia de viaje de 85000 km en una Kangoo, nos recomendaron cambiar las cubiertas clásicas que teníamos a cubiertas con tacos. Lo hicimos y, si bien las mismas quitan un poco de confort al andar en rutas de asfalto, mejoran muchísimo la adherencia en terrenos irregulares.

Estacionamiento:
Para dormir en ciudades y pueblos buscamos sitios tranquilos, agrestes y alejados del centro urbano en lo posible. A excepción que tengamos que hacer algún trámite al día siguiente. Por ej. durante el embarazo estacionábamos y dormíamos en la puerta del hospital, del laboratorio, del vacunatorio, ya que los controles médicos eran a primera hora del día. En Tierra del Fuego hay muchos lugares tranquilos con paisajes increíbles donde despertar es un sueño y Ewan y Calafate (perra -o gorda calafatosa-) pueden corretear sin problemas. Para dormir en ruta buscamos estaciones de servicio o lugares habilitados para motorhome. En ambos casos, un gran aliado es iOverlander, herramienta digital para viajeros que permite a los usuarios encontrar información y opiniones sobre lugares donde estacionar y acampar en cualquier lugar del mundo. Es colaborativa y puede usarse fuera de línea.

Gastos fijos para el mantenimiento del motorhome: $7000 aproximadamente contemplando la compra mensual de gas, disgregante químico, gasoil para la calefacción, combustible para viajar y seguro del vehículo.

Dicen que los aprendizajes son infinitos como los caminos. Así andamos por aquí, aprendiendo cada día de la vida de viaje. Esperamos que la información sea útil si están armando y considerando vivir en un motorhome. Cualquier consulta, no duden en escribir ¡Los leemos en los comentarios!

¡Abrazo rodantero!

One thought on “Vivir en un motorhome en el extremo Sur de América

  1. Hola chicos, acá paso a dejarles un saludito y comentarles que los sigo por instagram que soy de Bs.As. y ahora estoy viviendo en Río Grande, TDF desdes el 2007 y sueño con hacer Ushuaia – Alaska en motorhom, tambien tengo una sprinter mediana que lo voy armando de a poco según necesidades que van aparensiendo en cada viaje como ustedes dicen es un constante aprendizaje prueba y error esto sirve, esto no sirve..jaja…por el momento trabajando tengo un comercio y esperando ese momento justo para decir basta, hasta acá…y poder agregarle calidad a mi vida…en fin..jaja…bueno les dejo un saludito y ya va a ver oportunidad de alguna charla rutera…mi instagram por ahora es ” diegounmundomejor” que tengan linda ruta y soplen vientos a favor…!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *